May 4, 2022

Leadership Academy

El autoconocimiento: la clave en la performance de equipo. Por Cristina Gonzales Unzueta

En esta oportunidad, desde Open Campus, Florencia Marino, nuestra Gerente de Academia y Servicio, habló con Cristina Gonzales Unzueta, docente de la Universidad Siglo XXI y experta  de contenidos de Leadership Academy

Gonzales Unzueta además de abogada es consultora de empresas y se dedica a lo preventivo desde el abordaje de la consultoría  y el coaching ontológico. 

Cristina Gonzales Unzueta

Docente de la Universidad Siglo XXI

Experta colaboradora de Leadership Academy

Los recientes avances en auto-conocimiento y performance

En el contexto que estamos, se habla del mundo “Vuca” hace ya tiempo. Es un mundo volátil, incierto, complejo, ambiguo, que tiene una velocidad de cambios que es impresionante. Pero se está girando a un mundo “Vani”, tendencia de la pendularidad, es decir una sociedad que va y viene. 

Uno de los desafíos más grandes que encontramos es la resistencia al cambio. Entonces el autoconocimiento, el autodominio, la gestión de las propias emociones suele ser el punto de partida más importante. 

 

Las personas en este momento están enfrentando cambios que requieren que sean muy flexibles, que estén a la altura de las circunstancias y para eso tienen que desarrollar sus power skills. Las power skills son herramientas y habilidades más poderosas que las soft skills, y hacen que tengamos que saber primero cómo somos nosotros. 

Son procesos que parten desde saber cómo soy ante determinadas circunstancias, que me pasa en mi ámbito personal, en mi ámbito social y laboral, en mi ámbito de familia.

 

El saber cómo soy y saber también cuáles son las fortalezas que tengo y en qué puedo desarrollarme más, y nutrirme es quizás, la pieza clave del autoconocimiento. Eso se hace a través de distintos procesos que tienen que ver con test de autodiagnóstico. Y los test no se quedan en una mera encuesta. Los test son parte de un análisis más profundo: que me pasa a mí con el miedo, con la falta de seguridad, qué herramientas tengo que adquirir para que ante un giro inesperado en el ámbito que sea pueda adaptarme. Además para que pueda gestionar mis emociones, aprender lo que tengo que aprender y también liderar equipos, insertarme en ellos o producir en esos equipos cambios que fueran necesarios. 

 

Conversaciones eficientes y asertivas en los equipos de trabajo

Hoy aparecen en las empresas y en las experiencias, componentes y emociones, como el miedo, el miedo excesivo, osea, mucho miedo, mucho enojo y, en general, todas se quejan de lo mismo, de la falta de comunicación y en realidad lo que se entiende por comunicación muchas veces tiene que ver con la falta de diseño de conversaciones. A esto si lo trasladamos a la práctica, nosotros lo que hacemos es enseñar, a ver  en qué estado actual estás en este momento y dónde te gustaría llegar. Sí, ¿cómo te gustaría ser? Esto es diseño de futuro. 

En base a esto se trabaja sobre la incorporación de habilidades que tienen que pasar por el cuerpo. No hay otra manera de aprenderla. De esa manera, lo que hacemos es darle a nuestro cerebro otro mensaje a nuestro sentido común, otro mensaje. Vamos cambiando actitudes y hábitos que hacen que en vez de hablar,  podamos hablar de cómo relacionarnos con conversaciones que sean eficientes y asertivas. Es decir, que lleguen a donde tienen que llegar, y en el momento que estoy conversando con la otra persona, pueda tener la suficiente empatía para darme cuenta de que el otro es un otro, diferente a mí y que si no está de acuerdo conmigo, no es personal. Creo que esto de nada personal es la base del auto conocimiento con todos sus distintos componentes, por supuesto. 

El autoconocimiento hace que la performance en los equipos, el desarrollo de distintos proyectos o de distintas propuestas, sean más sostenibles en el tiempo. Ese es el corazón del enfoque. 

 

El autoconocimiento: impacta en las organizaciones y el armado de su estrategia 

Como en la vida misma, porque a veces las tendencias no son colectivas, sino personales, y luego se abordan los trabajos en equipo. 

Muchas veces las personas se insertan en un equipo sin saber ser equipo. Una de las dinámicas que nosotros solemos hacer es preguntar: ¿en qué sos fuerte y qué tenés que aprender? Y en esto hacemos experiencias vivenciales donde las personas primero ponen sus fortalezas al descubierto y dicen yo soy fuerte en esto, soy hábil en esto, es decir, es aquello que a mí me destaca. Bueno, a ver qué tenés que aprender, que es lo que te falta.

Una vez que las respuestas se ponen a la vista de todos, empiezan a ver cómo entre ellos, a veces una fortaleza de uno va a cubrir la carencia o aquello por aprender del otro. De esa manera se complementan los equipos unos con otros para potenciarse. Esa es una de las claves dentro de lo que es el trabajo en equipo.

 

Sobre programas como Oratoria, Diseño de conversaciones: ¿Cómo se aplican  estos conceptos?

En los Programas de Toma de decisiones, de habilidades directivas, de comunicación, de oratoria, se empieza por experiencias a través de tests, aplicaciones que hacen que las personas sepan dónde están paradas para poder desarrollar lo que tienen por desarrollar. 

Una vez que los estudiantes se auto-diagnostican, los desarrollos de los contenidos tienen que ver con experiencias que a cada uno de los participantes les van facilitando hacer una bitácora de viaje. La bitácora es entendida como una línea que no es lineal, sino como una línea de evolución. ¿Cuál es la foto de entrada en este cursado y cuál es la foto de salida? ¿Cómo he mejorado y he adquirido las habilidades? 

 

Los contenidos de las materias, en general, se desarrollan gradualmentel, se “enganchan” uno con el otro para facilitar la el aprendizaje. Por ejemplo, si tengo que autogestionarme, primero es el autoconocimiento, ¿dónde me aprieta el zapato? Ok, ahora que sé qué es lo que me falta, de lo que viene, puedo tomar todo o una parte, en general se toma todo porque, lo que ya tengo se refresca y lo que no tengo se potencia. 

Cuando nosotros hacemos el final del recorrido, la invitación es una reflexión que es justamente ese diseño de futuro. Es decir, qué tipo de líder soy ahora, qué tipo de persona soy ahora. Le ponemos un componente puramente humano. 

Todos estamos desenvolviéndonos en distintos ambientes. Por lo tanto, el contacto y la relación con los participantes viene desde el lado humano. Sin embargo, a veces en la formación es el lado humano, el abordaje desde la inmensa humanidad que tenemos y no se contempla. Bueno, nosotros sí lo hacemos porque es importante ser sistémicos. 

 

¿Qué impacto tiene un participante del programa?

Cada vez que se termina un curso bueno, lo que se espera es que salgan como como leones, aplicar esto y transformar su ámbito, no solo el de trabajo, sino su vida personal. Y la verdad, es que los resultados que estamos viendo son los esperados. 

Las devoluciones son que pueden autogestionarse mejor, pueden perfeccionarse y pueden compartir sus herramientas, y las habilidades aprendidas con sus equipos de trabajo, se trazan sus propios objetivos e involucran al resto también. 

Se hacen también, evaluaciones 360 para ver y para detectar cuáles son las posibilidades de mejora. Esto hace que la persona se sienta mucho y además impacta en todo el sistema en el que está inserta. 

 

Nosotros decimos que una persona no es distinta en lo laboral que en el ámbito íntimo. Puede tener diferentes tendencias, pero una vez que la persona logre el bienestar y el equilibrio, esa misma persona, su bienestar y equilibrio, se refleja en los distintos ámbitos en los que está desarrollándose. 

 

Nada es personal. Y esto de que nada es personal es la invitación justamente a que nos abramos. Es una invitación a que investiguemos. Una invitación a que nos animemos y podamos detectar aquel cambio que queremos ver en nosotros mismos para poder seguir y tener una vida que tenga realmente calidad, que podamos vivir más tranquilos y de manera sostenible. 

 

KNOW MORE